lunes, 12 de enero de 2015

Warhammer Fantasy 40K

Primero quiero dejar constancia que esta nueva mini de Thanquol o Destripahuesos me mola, me mola mucho pero para lo que es Fantasy se les ha ido la pinza un poquito. Supongo que esta es una razón más para decir me planto en tal edición y seguir jugando el resto de tu vida con tu ejercito de siempre. El Fin de los Tiempos me parece una campaña como la copa de un pino y hay que reconocer que las mentes de GW han conseguido un hype hasta ahora propio del 40.000 pero una cuestión es sacar minis cada vez más tochas y poderosas y otra, meterle a una rata ogro super mutante una pierna cibernetica tan bien estructurada. ¿Qué pasa ahora? ¿Qué me he perdido? Acaso las ratas han invertido su riqueza en infraestructura I+D y son capaces de desarrollar implantes de una calidad superior a la del Imperio, acaso se ha abierto un vortice temporal y les han pasado unos planos geniales y un maletín con materiales pros, me he perdido.


Hay muchos rumores sobre la posible novena edición, yo reconozco que ha llegado un punto que no puedo matener el ritmo pero que me sigue encantando este universo, su historia, su ambientación. Supongo que lo que más les interesa es captar nuevos juegadores y supongo que al igual que las nuevas ratas ogro acorazadas las generaciones más nuevas las apreciaran más. Yo, ya viejuno, hecho bastante de menos los manuales llenos de sentido del humor, con dibujos cachondos e ilustraciones menos oscuras. En fin, seguiré con mi ejercito y me olvidare de estas evoluciones rollo Digimon porque para jugar solo necesitas a un amigo que tenga el mismo rollo y no abuse de este tipo de brutalidades.


No hay comentarios:

Publicar un comentario