domingo, 7 de diciembre de 2014

Guerra de color...Cañon Imperial

No se si me dará tiempo a terminar la caja de batallón antes del fin de año pero le voy a poner ganas para que así sea. Además y para cambiar de colores hice el sacerdote pero no le dedique más de dos horas porque entre quitarle partes del molde y tapar los agujeros del finecast acabe hasta los cojones de la miniatura. Era un lote y no me quejo, pero está claro que no son minis para soltar la pasta facilmente.
Al final estoy contento porque no me viene nada mal para Mordheim y con los tonos oscuros no se notan tanto los defectos del molde menos en la punta de la nariz que no he tenido valor para hacer con masilla y de un lado parace la nariz de Kim Basinger. Sigue la guerra de color, solo falta jugar :D












3 comentarios:

  1. Me encanta el trabajo que te marcas con las caras de las minis, quedan como con un toque a ¿Comic? y la verdad que son superexpresivas.

    El finecast es como las pesadillas de toda la vida: siempre vuelve. XD

    ResponderEliminar
  2. Te han quedado muy chulas las minis, el esquema de color ademas de original está impactante. Buen trabajo ;)

    ResponderEliminar
  3. Gracias por vuestros comentarios. Josema, ya sabes que algun dia habrá que jugar :D
    Bairrin lo que has dicho de las caras me ha tocado la patata, muchisimas gracias de verdad. No se si será la influencia de aquellos antiguos manuales donde todo era luz y dibujos cachondisimos en vez de tanto caos y oscuridad.

    ResponderEliminar