miércoles, 4 de septiembre de 2013

Partidita de Mordheim

Hace tiempo que hablabamos de reiniciarnos de nuevo con Mordheim asique decidimos jugar una partida para ir recordando normas y cuando podamos reunirnos con el D. que todo vaya más fluido. Como resultado de estas pruebas el resultado a sido muy satisfactorio, de hecho ya estoy pensando en otra banda... Es un juego que lo tiene todo, es complejo pero muy rápido cuando juegas y tiene una profundidad en cuanto al momento post-partida que hace que una campaña merezca la pena ser terminada. Pese a pequeños fallos en algunas tiradas todo fue sobre ruedas, y en apenas dos horas, montamos el chiringuito y terminamos convencidos que hay que jugar más a menudo.
Cabe destacar que mi contrincante pese a saber desde hace meses que ibamos a intentar jugar no trajo sus miniaturas pintadas, una pena, que poca dignidad....jajajajaja

Antes de empezar seleccionamos los componentes de las bandas y repasamos las listas.



Era la hora de empezar y tirar quien desplegaba primero. Los elegidos fueron las putas ratas que eligieron la parte más arruinada de la ciudad. ¿Tal vez fue la primera gran decisicion de su lider y proteger asi los lugares donde podían situarse francontiradores enemigos?

Los cazadores de brujas se posicionaron de una manera más unificada justo al final de la calle contraria.

La iniciativa fue de los Skravens y todo decidieron correr para adelantar posiciones, en el turno opuesto los heroes avanzaban junto con sus perros y la sacerdotisa lanzo una plegaria que no parecía hacer mucho efecto seguramente porque el ladrido de los perros-lobo al oler a las ratas se hacía insoportable.
En el segundo turno la avanzadilla skravens ya se había disuelto y tomado posiciones de covertura, o al menos casi todos sus miembros, estaba decidido que pronto podrían cazar como más les  gusta, de forma traicionera. Antes de empezar a moverse los cazadores de brujas se sintieron bendecidos por su sacerdotisa, su espiritu rebosaba fe y eso se vio reflejado en su talante batallador, el liderazgo de su lider, Van Adama, alentaba a morir luchando a sus hombres. Una rata que había quedado sin cobertura fue atacada por un virote Buffilda pero la larga distancia y el polvo en la ciudad hicieron nulo el intento por herir a la criatura.





Empieza el tercer turno y las ratas declaran cargas, de pronto los perros más avanzados se ven atacados y por el flanco derecho Buffilda y la sacerdotisa se ven arriconadas por unos asesinos. Como resultado del combate un perro se convierte en picadillo y Buffilda queda inconsciente, la rata Ogro es una autentica maquina de cortar carne. 



Rodeados por ambos flancos de manera sorprendente los cazadores intentan responder usando sus armas de polvora. Grimdel dispara su arma contra una rata que acechaba en la sombra proporcionada por la rata ogro y son un poco de fortuna logra alojar una bala en su cabeza. Van Adama saca su ristra de pistolas y se acerca para reventar de un tiro a un huesudo soldado que no demostraba mucha experiencia en combate. Los perros corrieron hacia atrás lo más rápido posible para proteger a Buffilda, que seguía insconciente aunque ya balbuceba.





Las ratas ya estaban todas cuerpo a cuerpo y como no podía ser de otra forma sun cuchillas y garras son famosas por su forma de rebanar carne humana. La sacerdotisa enmudecio cuando el lider contrario decidío cortarle la garganta de cuajo, seccionando toda la arteria y dejandola desangrarse. Mejor suerte corrio Grimdel  al enfretarse a la rata Ogro, fue desmembrado en tres partes y su muerte fue rápida y sin sufrimiento.





Ya sin la plegaría haciendo efecto Adama se vio obligado a alentar a sus tropas, las recientes perdidas no quedarían sin venganza pero para eso había que seguir luchando. Dos perros avanzan contra la rata ogro pero solo consiguen hacerle una herida y uno de los dos vuela por los aires cuando esta le golpea con frenesí. En el otro lado son Buffilda, ya recupera y su mascota los que descuartizan al lider skraven y se vengan así por todo el dolor que ha causado a la banda.



La rata Ogro lejos de uir engulle a otro perro pero esta vez no puede esquivar ni el disparo a quemarropa de la cazadora Markia ni su empadazo contundente al estomago. Con la resolución de este combate las calles quedan limpias de ratas pero no sin antes haber costado la vida a dos heróes y tres de sus mascotas. Esta vez han podido imponerse a su enemigo pero la falta de un guía espiritual vera mermada su fe para futuras misiones.


Cuando todo parecía calmado y los supervivientes se habían retirado para preparar la sepultura de sus compañeros unos carroñeros de esclavos lograron salvar los que parecían cadaveres de los heróes caídos. Meses más tarde se escucharon ecos de su muerte en la arena frente a un luchador del pozo de renombre.



Y eso fue todo, más o menos, que no tengo tanta memoría. Lo más importante fue el recuentro con para mi, el mejor juego de escaramuzas que existe, aunque solo sea porque el transfondo del Fantasy me encanta.Se puede decir que ya estamos preparados para una campaña.


6 comentarios:

  1. Muy buen informe!!!! Y el contrincante sin pintar las minis... pero si son pocas por favor!!!! Se tiene merecida su derrota...

    ResponderEliminar
  2. No le piques que como se ponga duro con las reglas...jajajja

    ResponderEliminar
  3. Para la proxima seguro que las tiene pintadas

    ResponderEliminar
  4. Llego con retraso. Pese a que la partida fue muy divertida y con muchos piques que le dieron vida, lo que mas me gusto sin duda fue el tablero de juego con la escenografía. Es una auténtica pasada cuando ves desplegadas las minis con la escenografía tan bien adaptada.

    Ya respecto a la partida, pues fue muy emocionante, con algunos fallos sin mucha importancia al aplicar las reglas, y que deja con la sensación de ¿Por qué no se ha jugado en nuestro grupo antes a esto?

    ResponderEliminar